Skip to content

PORQUE NO CREAMOS LA REALIDAD QUE QUEREMOS

marzo 22, 2014

PORQUE NO CREAMOS LA REALIDAD QUE QUEREMOS

 

 

La información esta en función del observador

 

Si adoptamos el lenguaje de la mecánica cuántica, el principio de superposición nos dice que algo no observado existe y no existe a la vez, es decir contiene todos los valores posibles, esto es información en estado latente. Sólo cuando se producen interacciones dicha información se manifiesta como energía o materia en alguna de sus posibles fases.

 

De este modo, la información no existe por si misma, precisa de un observador que la manifieste. Se definiría como la relación, los enlaces, la interacción entre las partes de un sistema para crear una complejidad coherente. Es aquello que hace que no podamos describir un sistema como la suma de sus partes, pues cada una de estas partes, tomadas por sí solas, no explican la totalidad. Falta algo que es lo que le da coherencia al conjunto.

Como la información depende o esta necesariamente en función del observador, será siempre exclusivamente el observador quien, según su mitología, creencias personales y expectativas, decodifique o imagine la información que cree percibir de la interrelación.

De este modo, según el estado del observador, algo existe y no existe a la vez, es decir contiene todos los valores posibles, esto son posibilidades en estado latente.

Debido a que nuestra mitología, creencias personales y expectativas nos indican que además de la información que observamos y nosotros como observadores, existen muchas otras informaciones y observadores, nos resulta muy difícil el conducirnos hacia una “realidad”, en princio, aparentemente deseada.

Teoría de Evento Posibilitado o TEP

La TEP, procede de la Teoría Cuántica de Evento Incrementado (Event Enhanced Quantum Theory) desarrollado por los físicos Arkadiusz Jadczyk y Philip Blanchard, siendo una evolución de la misma.

Entidades involucradas en la TEP:

Observadores:          Entidades conscientes del sistema

Sistema:        Entidad que es el horizonte de sucesos de los observadores

Universo:                   Entidad que es el horizonte de sucesos del sistema en el que el sistema es un observador.

Cualquier observador que “crea” que es posible “crear una realidad disidente” diferente a la mayoritaria o “consensuada” por el sistema en el que se encuentre, apoya el incremento del caos y la entropía en el mismo.

Si sus creencias son distintas a las creencias mayoritarias del sistema, sin importar qué tan fuertemente crea en ellas, básicamente está poniéndose en conflicto con cómo el sistema se ve a sí mismo.

Por otro lado es posible crear una realidad disidente:

  • Cuando la suma de las entropías del sistema, esto es la entropía termodinámica generada por el propio sistema sumada a las entropía generadas por sus componentes “disidentes” alcanzan una masa critica.

Entonces el sistema  generará un nuevo orden, que puede ser acorde o no, a cualquiera de las creencias disidentes.

  • Cuando la “creencia disidente” es parecida a como el universo que contiene el sistema se ve a si mismo,  entonces el observador se “alinea” con la energía creativa del universo y el observador se convierte en un transductor de energía externa al sistema, que procedente del universo,  genera una sintropia o neguentropia capaz de reordenar al sistema.

Esto significa que cualquier energía de observación sobre un nuevo escenario, dada incondicionalmente, y ajustada a las creencias apropiadas, pueden darle orden al caos, y pueden crear “realidades”, en el sistema del observador o en otros, a partir de un potencial infinito procedente de sistemas superiores.

Porque no creamos la realidad que queremos

Cada uno de nuestros pensamientos es un grano de arena en la balanza de la entropía de nuestro sistema de referencia, y las frases “estar en la onda” y “estar desfasado” definen exactamente en términos radioeléctricos nuestro estado respecto al mismo.

Es por esto que no siempre creamos nuestra propia realidad, sino que generalmente nos limitamos a generar hipótesis de escenarios colgados en un campo de posibilidades que constantemente se están reflejando y probando como realidades en otros sistemas y tiempos, aunque también pueden llegar a “materializarse” en el de nuestro observador. Si no lo logramos, nos encontramos, con un aumento de la entropía, es decir un aumento del caos.

La Creación Consciente de la Realidad se da cuando estamos conectados con nuestro doble (o yo superior) y nos volvemos un recipiente para que las energías superiores trabajen a través de nosotros, las cuales están en alineación con el universo y con el propósito unificado de uno mismo, no con los deseos, anhelos y necesidades de la personalidad condicionada. Si nuestras acciones y creencias están alineadas con lo que nuestro sistema, o uno superior, cree que es, nos transformaremos en unos transductores de energías que no sólo nos benefician individualmente sino que al mundo en su totalidad, poniéndole un orden al caos.

En este punto es necesario recalcar que cualquier pensamiento, idea o creencia, generado por la conciencia de un observador humano, al menos, una energía electromagnética que es volcada al multiverso independientemente de que suponga algo bueno o malo para el propio observador que la ha emitido. Es por este motivo que hay que evitar cualquier pensamiento que nos incomode pues al pensar en ello lo estamos potenciando, ya sea contra nosotros o contra otros.

Parece ser, en este sentido, que es más importante la frecuencia o asiduidad, es decir la cantidad de veces que pensamos en una misma idea, que la intensidad o duración con que lo hacemos.

Dada la relatividad patente entre el bien y el mal, el denominado pensamiento positivo solo puede entenderse como una actitud intelectual con tendencia a una benevolencia universal, esto es la mejor opción para todos, pues esta intención es la única que puede crear pensamientos que desarrollen las “realidades” menos malas para todos.

No parece pues adecuado hacer ningún proselitismo sobre ninguna idea concreta mas allá de la propia benevolencia.

La benevolencia no es ninguna ley moral, es una ley fisica.

Jean Pierre Garnier-Malet, fisico

Preocuparse no es necesariamente contraproducente si lo hacemos con benevolencia y nos hace sentir bien, pero debemos intentar evitarlo a toda costa si la preocupación nos supone una angustia reiterativa.

Por otro lado, el asumir que todos somos lo mismo y que todos somos benevolentes, es a lo menos autoengañador. Todos somos uno, pero no todos somos iguales.

No todos somos iguales

Hay que tener en cuenta que los psicópatas, que son alrededor del 6% de la humanidad, desde que nacen, no tienen la capacidad de experimentar nada cercano al amor, la compasión o la empatía, se diría que no tienen alma. No es una disposición psicológica, sino que es genético o epigenético.

Este es un tema muy malentendido e ignorado, sobre todo debido a que la mayoría de los psicópatas pueden parecer “normales” a través de sus “mascaras de la cordura” o “máscaras de sanidad“. Los psicópatas no son necesariamente criminales en prisión, sino que pueden ser sociópatas: directores ejecutivos, políticos, líderes espirituales, maridos, esposas, hijos o vecinos cercanos. Ellos nos pueden decir lo que exactamente queremos oír, parecer compasivos, empáticos y comprensivos, aunque los otros les importen o interesen en lo más mínimo.

Tal como postulan John Ronson, periodista de investigación del diario británico The Guardian, y varios psicólogos, estamos conducidos por una minoría de personas enfermas o diferentes, insensibles al dolor ajeno, se diría que sin alma, ayudadas por otras personas parasitadas que podríamos decir que son humanos arcontizados, inhabilitados para emplear sus neuronas espejo, incapaces de empatizar con el resto de la humanidad .


“Nuestra sociedad está dirigida por dementes con objetivos dementes .
Creo que estamos siendo dirigidos por maniáticos para fines maniáticos
y creo que me pueden cerrar como demente por expresar esto .
Esto es lo que es demente . ”
John Lennon , músico inglés

.
Esta parasitación, posesión, depredación, o simplemente relación incómoda sobre la humanidad actual, que representan la actuación de estas personas, ajenas a la mayoría de nuestros intereses, es seguramente la causa del problema que para la humanidad y el planeta supone lo que conocemos como trastornos antisociales: la sociopatía y la psicopatía, y la afectación que ambos tienen sobre los acontecimientos en la Tierra.

La disciplina que estudia sus catastróficos efectos sobre la sociedad es la ponerologia, y sobre el planeta la ecología.

Desgraciadamente tanto la psicopatía como las dos disciplinas que siguen sus efectos suelen ser estudiadas casi exclusivamente bajo la aún predominante creencia de la visión dualista cartesiana de la ciencia y su mitológico escepticismo fanático que no acepta la posibilidad de nada que no pueda ser medido con nuestra limitada tecnología actual, que junto con la ciencia componen una especie de dúo casi religioso, ciencia y tecnología, que nuestra sociedad deifica y glorifica.


El doctor Robert D. Hare profesor emérito de la Universidad de British Columbia, investigador canadiense de renombre en el campo de la psicología criminal, postula que el capitalismo recompensa comportamientos psicopáticos como: la falta de empatía, la falta de sinceridad, la astucia y la manipulación. De hecho, dice, el capitalismo es una manifestación física de la psicopatía. Es como una forma de psicopatía que nos ha llegado a afectar a todos. Según él “La gran historia es la psicopatía empresarial”.


Esto no es ni bueno ni malo, sencillamente ahora es así y hay que ir con cuidado hasta que cambie.

“La cobardía pregunta: “¿Es seguro?” La conveniencia pregunta: “¿Es políticamente aceptable?” La vanidad pregunta: “¿Es popular?” Pero la consciencia pregunta: “¿Es lo correcto?” Y llega una hora en la que uno debe tomar una posición que no es segura, ni políticamente aceptable, ni popular sino que uno debe adoptarla porque la consciencia de uno le dice lo que es correcto.”
– Martin Luther King Jr.

 

 

 

 

Anuncios

From → EpiCoaching

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: