Skip to content

Nuestros pensamientos son capaces de crear situaciones y materia

febrero 5, 2015

Nuestros pensamientos son ondas, esto es, energía portadora de información.
Actualmente sabemos que existe una equivalencia entre: energía/información/masa, lo que significa que nuestros pensamientos son equivalentes a masa que no es otra cosa que una cantidad de materia. Esto significa que nuestros pensamientos son capaces de crear situaciones y materia
Veamos como esto es posible.

 
La información es materia

Leo Szilard teorizó en 1929 que la información es, por sí misma, un tipo de energía con una equivalencia: información/energía, de alguna manera análoga a la equivalencia que formuló Einstein de energía/masa. Luego también debe existir, de alguna manera, una equivalencia: energía/información/masa.

 
El demonio de Maxwell

En 1867 James Clerk Maxwell se preguntó si se podría obtener energía del aire a baja concentración, en aparente contradicción con la segunda ley de la termodinámica. Para ello supuso la existencia de un homúnculo capaz de verlo todo que podría lograrlo, un homúnculo que fue casi inmediatamente conocido como el demonio de Maxwell.
El homúnculo o demonio de Maxwell, en su experimento mental original, clasificaba las moléculas de aire según sus velocidades en dos cajas conectadas. Lo hacia controlando una trampilla entre las cajas que permitía pasar sólo a las que se movían rápidamente (es decir, a las “calientes”) en una dirección y sólo a las lentas (“frías”) en la otra. De esta manera la diferencia de temperatura entre las cajas podía, según la teoría, usarse para realizar trabajo útil de la misma forma que lo realiza la diferencia de temperatura entre las partes caliente y fría de una máquina de vapor.
Desde 1867 la búsqueda de un sistema físico análogo al demonio de Maxwell no ha cesado.

 
El añadido de Szilard

En 1929 Leo Szilard añadió un matiz al darse cuenta de que Maxwell no había considerado la energía que necesitaría el demonio para decidir si una molécula se estaba moviendo rápida o lentamente. Esto es una decisión binaria equivalente a un bit de información. Almacenar este bit, para que se pueda interactuar con él, requiere energía; y Szilard calculó que, a temperatura ambiente, un bit de información debería necesitar al menos 3•10-21 julios de trabajo para ser almacenado. A pesar de no ser una cantidad muy elevada, es suficiente para equilibrar las ecuaciones y cumplir la segunda ley de la termodinámica.

 
La información es energía

La observación de Szilard tiene una implicación muy interesante pues indica que la información es, por sí misma, un tipo de energía. La observación es, de alguna manera, análoga a la que Einstein publicó 24 años antes, mostrando que la masa es una energía concentrada.
Podría decirse, quizás, que la información es energía dispersa.

 
La prueba empírica

Un equipo de físicos encabezado por Shoichi Toyabe, de la Universidad Chuo (Japón), fue capaz de probar en el 2010 el principio de Szilard de equivalencia información/energía construyendo una analogía del demonio de Maxwell que funciona. Sus resultados se publicaron en Nature Physics.
El experimento fue lo suficientemente preciso para permitir a los investigadores calcular que alrededor del 28% de la energía almacenada como información se convirtió en energía potencial, confirmando una predicción hecha en 1997 por Christopher Jarzynski (Universidad de Maryland; EE.UU.). En otras palabras, la máquina información/trabajo tenía una eficiencia del 28%.
Con este experimento quedo definitivamente probada la hipótesis: la información es realmente energía.

 
La información es materia

Sabiendo que la información es equivalente a energía, puesto que la teoría de la relatividad de Einstein nos indica una equivalencia entre la masa y la energía mediante la fórmula E=mc2, debe existir también, de alguna manera, una equivalencia energía/información/masa.
Como la masa es una medida de la cantidad de materia que posee un cuerpo, tenemos una analogía entre energía/información y materia (masa). Esto significa que tanto la energía como la información pueden ser transformadas en materia.

 
Los pensamientos se materializan

Puesto que hemos visto que tanto la energía como la información pueden ser transformadas en materia y los pensamientos son informaciones contenidas en la energía de las ondas cerebrales, medibles mediante los EGG´s; esta bioinformación es equivalente a materia.
Es decir que la información contenida en las ondas cerebrales (pensamientos), puede ser transformada en materia. O dicho de otro modo, aunque es lo mismo, que los pensamientos pueden ser materializados, esto es que los pensamientos pueden dar origen o “crear” cosas.
Dicho de otro modo, los humanos somos creadores de ideas o pensamientos que pueden ser transformados en cosas materiales (o situaciones).

 
Debemos ser cuidadosos con lo que materializamos

Puesto que no podemos evitar las leyes de la física, no podemos evitar ser creadores y debemos amoldarnos a ello.

La información que creamos al pensar, es de alguna manera sin darnos cuenta, transformada en materia. Esto significa que debemos ser muy cuidadosos con lo que pensamos, pues siempre que pensamos estamos creando realidades independientemente de si nos apetecen o no.

Es lógico que pensamientos reiterados acerca de una información faciliten su materialización más que pensamientos con informaciones aisladas. Esto significa que al obsesionarnos pensando en algo estamos energizando y facilitando su materialización independientemente de si ese algo nos es agradable o no.

Debemos evitar los pensamientos no deseables, es mucho mejor, aunque muy difícil, tener la mente en blanco, que pensar en lo que no queremos.

La frase: “No pienses para los demás lo que no deseas que los demás piensen para ti” no es ninguna recomendación altruista sino una necesidad egoísta para nuestro bienestar, pues dado que nos es muy difícil el poder controlar la materialización de la información de la energía de nuestros pensamientos, y esta es más intensa en el foco emisor, corremos el riesgo de materializar para nosotros lo que queríamos destinar a los otros.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: